Bien, el simple hecho de plantearse esta cuestión ya es sintomático. La felicidad es un estado de ánimo, problemente poco objetivable, no obstante, quizá nos vengan bien ciertas reflexiones racionales para abrirnos un poco los ojos.

Yo empezaría por preguntarme lo siguiente:

Qué me preocupa hoy ?
De todos modos… Qué es lo importante en la vida ?
Qué es lo importante en la vida PARA MI ?
Revisando cada área: amigos, salud, trabajo, familia, ocio, cultura, etc.
Qué debo hacer que no esté haciendo ? (en cada uno de los grupos)
Cuán difícil es lograrlo ? que impacto tendría en mi vida si lo resolviera ?

Bien… quizá un método ordenado de revisar nuestras prioridades y poner en marcha un plan de acción en el que empecemos por las cosas que requieren poco esfuerzo y tienen alto impacto, sea una receta sencilla para valorar qué nos impide sentirnos realizados, tranquilos, motivados, o lo que cada uno entienda por felices.
Nadie os traerá la felicidad a casa, poneos manos a la obra !

Joan Clotet