Me presento como Humanista Digital porque es la mejor manera de explicar quién soy con menos palabras: alguien con vocación y compromiso por las personas decidido a ayudar a obtener lo mejor de nosotros en esta era digital llena de oportunidades.

También me gusta recordar que una cosa es lo que somos y otra a lo que nos dedicamos, yo tengo el privilegio de aunar ambas cosas.

Nací y crecí profesionalmente en una gran empresa de auditoría y consultoria donde aprendí de muchas personas sobre tecnología, organización, consultoría y gestión del cambio trabajando para grandes empresas de todos los sectores. Guardo un gran recuerdo de aquellos tiempos en que cada proyecto y cada cliente eran experiencias únicas de crecimiento y aprendizaje . Tras 13 años (no soy supersticioso) inicié mi segunda etapa como responsable de departamentos de sistemas de información donde en distintas empresas y con grandes equipos viví cambios de gran valor para el negocio y crecimiento profesional y personal para los implicados.

En 2013 me formé y certifiqué como coach ejecutivo, con la vocación de aprender más sobre mí mismo y mejorar mi visión de la realidad y la aportación a los que me rodean. Ahí decidí que mi siguiente etapa profesional debía centrarse al 100% en las personas conectando con mi propósito vital y tres años más tarde inicié mi actual etapa, donde estoy felizmente enfocado en las personas, su talento, la innovación y el cambio positivo. Tengo el privilegio de trabajar y aprender en una gran compañía rodeado de profesionales brillantes de gran calidad humana y disfruto de cada día a su lado.

En este espacio comparto desde 2007 reflexiones personales sobre la admirable capacidad del ser humano para crecer en un mundo cada vez más digital y necesitado de emociones, liderazgo, creatividad y conciencia social.

Espero que estos contenidos te aporten alguna idea, reflexión o algo de inspiración . Sólo se vive una vez así que, hagamos lo que esté en nuestras manos para aprovechar al máximo este viaje.